Miedo a ganar

NIKEFOBIA, vaya nombre para un hecho que es más frecuente de lo que quisiéramos, de verdad es así, es cosa de ver como hay personas que se trazan un objetivo y por una u otra razón no lo alcanzan, como si fuese un deportista que “casualmente” el día anterior a su gran carrera se lesiona.
 
¿Pero como es posible que alguien no quiera ganar?
En realidad se trata del temor al triunfo, El miedo al fracaso guía a muchas personas a la inercia – la inhabilidad de tomar decisiones o realizar acciones en el caso de ellos recibir rechazo o negativas.
 
Volvamos al ejemplo, El lesionarse es una forma de escapar del éxito cuando todas las expectativas están puestas en el deportista. Esta lesión se da por causas psicológicas y no físicas.
Lesionándose se escapa de tanta presión y expectativa y así no queda mal con nadie. Es la excusa perfecta y es real. Es igual que cuando el estrés se incrementa aumentan las probabilidades de que ocurran enfermedades (se debilita el sistema inmunológico). De igual manera las lesiones tienen su origen en aspectos mentales, lesión real no psicológica, pero se origina por la mente, esto ya ha sido investigado. Es una excelente forma de escapar cuando el atleta siente que no le dejan salidas, ya lo hemos visto, no pocas veces.
 
 Cuando uno se supera a sí mismo está poniendo cada vez el listón más alto y esto implica cambiar. Estos cambios incluyen nuevas cargas, presiones y responsabilidades.
El éxito trae también consigo cambios sociales, en el entorno, con los amigos, incluso con la familia y entrenadores. El éxito implica un nuevo estatus, por lo tanto mayor responsabilidad y seriedad en el trabajo, lo que ocasiona incremento de estrés para el deportista.
A partir de ese momento la responsabilidad de volver a demostrar que uno es bueno o el mejor hace que el deportista comience a tener más presión, más inseguridad…en definitiva, más miedo. Muchas veces es más fácil permanecer en el mismo nivel para mantener el equilibrio y quedarse en el lugar en que se encuentra para sentirse cómodo considerando que es el lugar que le corresponde, por costumbre. De aquí el dicho de “Más vale malo conocido que bueno por conocer”.
“Nikefobia (succes phobia) significa literalmente miedo a la victoria, fenómeno por el cual el atleta rinde más en entrenamiento que en la competición, falta sistemáticamente a los eventos deportivos más importantes y falla cuando está a punto de conseguir una victoria casi segura.”(Tamorri, 2004).

Esta definición nos indica que el deportista o equipos fallan en los momentos importantes de la actuación, en las situaciones que tienen que demostrar y dar lo mejor de sí, caen, se equivocan, pierden, no rinden adecuadamente o no dan la talla para la situación. Esto sucede desde las etapas formativas, hasta los más altos niveles competitivos.

La diferencia entre el bueno y el mejor está en una buena preparación mental. Aprender a que los pensamientos negativos o los miedos no interfieran en tu actuación deportiva y confíes más en ti mismo es uno de los principales objetivos.

Aunque parezca extraño, la gente le tiene más miedo al éxito que al fracaso.
Ese miedo es el que mantiene a las personas alejadas de sus posibilidades de triunfar sin permitirles avanzar hacia la realización de sus metas.
Si vives la mayor parte de tu vida con miedo, no tendrás éxito: el miedo domina el resto de las emociones paralizándote por completo.
Por esto, si has encontrado tu nicho y estás seguro de los pasos a seguir, sólo debes enfocar tu mente hacia adelante y concentrar tu esfuerzo.
Sentir miedo a equivocarte es un error: el peor fracaso es no intentarlo.
 
Confía en tu decisión, cree en tu capacidad, mira hacia adelante, trabaja con orden y…

 

¡Programa tu mente para ganar!

 

No es tan difícil, ya lo han hecho los hombres más exitosos.
Realmente la mente humana puede programarse tal como lo hacemos con la computadora.
La forma más simple es mediante la repetición, en voz alta, de pensamientos correctos.
1- Realiza una lista de pensamientos positivos, que reflejen tus objetivos y te ayuden a mantener una actitud positiva y ganadora
 
2- Repítelos en voz alta todos los días, una vez al día como mínimo y dos como máximo; repite una veinte veces tu frase elegida
3- Elige un momento clave: como durante el baño por la mañana ó mientras te relajas antes de dormir
 
No olvides que la gente exitosa ha hecho cosas diferentes, haciendo siempre lo mismo nada cambiará…
 
 

 
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s