Poema de amor de un obsesivo compulsivo

Neil Hilborn es el joven que triunfa en internet con el poema que relaciona amor y TOC.

 “La primera vez que la vi todo en mi cabeza se silenció,

todos los tics, las imágenes constantes desaparecieron.

Cuando tienes trastorno obsesivo compulsivo en realidad no tienes momentos en silencio.

Incluso en la cama estoy pensando:

¿Cerré las puertas? Sí

¿Me lavé las manos? Sí

¿Cerré las puertas? Sí

¿Me lavé las manos? Sí”

Así comienza el poema que Neil Hilborn, un joven artista estadounidense que padece un trastorno obsesivo compulsivo, presentó a la final del concurso ‘2013 Rustbelt Regional Poetry Slam’ y que se ha convertido rápidamente en trending topic.

Con su escrito, titulado “OCD” –las siglas en inglés que definen los trastornos obsesivos compulsivos conocidos en español como TOC-, y a través de su teatralidad a la hora de representarlo, el escritor describe el sufrimiento que causa esta patología psicológica.

Empleando una particular mezcla de humor y drama, Hilborn ha destacado que la mayoría de los tics que aparecen en su recital son intencionados, pero que otros son fruto real de su trastorno TOC.

No en vano, el trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza, principalmente, por la aparición de pensamientos persistentes y recurrentes –obsesiones- que provocan aprensión, preocupación o temor.

Para reducir la ansiedad derivada de estas sensaciones, el paciente comienza a realizar diferentes conductas repetitivas que se denominan compulsiones como, por ejemplo, lavarse constantemente las manos, comprobar si se han cerrado las puertas o las ventanas, ordenar las cosas que les rodean de forma simétrica, repetir las frases dos o más veces, etc.

Diversos estudios apuntan a que el TOC, que incluye distintas variantes, afecta a un 2% de la población en todo el mundo y aún no existe un tratamiento que sea completamente efectivo.

No obstante, sí se ha demostrado que tanto el uso de fármacos como la aplicación de terapias conductistas pueden reducir notablemente los síntomas y permitir llevar una vida completamente normal.

También resulta positivo para los afectados con algún tipo de TOC la normalización de esta patología, tal y como ya demostró el dramaturgo Laurent Baffie con su obra de teatro “TOC TOC”, estrenada en 2005 en diferentes países y aún en cartel en muchos de ellos.

El poema de Neil Hilborn, cuyo final no deja indiferente a sus oyentes, explica cómo vive el amor una persona que sufre un trastorno obsesivo compulsivo.

“La quiero de regreso tanto que…

Dejo la puerta sin cerrar.

Dejo las luces encendidas.”

desQbre

Autor: MundoPsicologos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s