Consejos para mejorar nuestras decisiones

En su nuevo libro “Kluge”, el profesor Gary Marcus de la Universidad de Nueva York, compara la mente humana con un artefacto torpe y descuidado a la hora de tomar decisiones o de ponerlas en marcha.
Según Marcus a nuestro cerebro no se le da bien eso de decidir y menos aún correctamente. Para atenuar un poco esta situación Marcus nos propone algunos consejos:
Puesto que las emociones suelen teñir nuestro juicio, nuestro cerebro no es muy bueno para evaluar la evidencia en forma desapasionada y objetiva. Una forma de lograr cierta objetividad es pensar las cosas desde el lado opuesto, es decir considerar otros puntos de vista. Una buena forma de hacerlo es hablando con otras personas que piensen diferente.

Cuando vayas a tomar una decisión trata de poner el asunto en concreto. Por ejemplo si tu meta es algo vago y general como “perder peso” o “leer más”, para poder cumplirla trata de ponerla en forma concreta, como “Esta semana voy a leer x libro” o “durante esta semana no comeré panes y postres” Así la meta se hace más clara y es más fácil determinar pasada la semana si la hemos cumplido o no.
Evalúa costos y beneficios de las opciones que se te presenten. Este antiguo y conocido consejo nunca deja de ser útil.
Imagina que lo que decidas va a ser evaluado por alguien. Cuando nos sentimos evaluados solemos hacer un esfuerzo cognitivo mayor para pensar los problemas, por eso es un buen ejercicio imaginar cómo alguien evaluaría nuestra decisión.

Recuerda que no todas las decisiones son iguales. Hay decisiones que se refieren a temas más importantes y otras a menos. Cuando se trata de un tema importante, que puede llegar a tener impacto en nuestro futuro trata de pensar y racionalizar sin apresuramiento. Pero cuando se trata de algo nimio, como empezar el gimnasio, muchas veces es mejor dejarse llevar por el impulso y poner manos a la obra.
Por último el profesor Marcus nos recuerda que pensar racionalmente es un esfuerzo y que tenemos que recordarnos a nosotros mismo que tenemos un raciocinio y hacer uso de él.

Fuente: http://psicologiayelser.blogspot.com.ar

 

 
 

El Amor y la Libertad

En la relación amorosa se pone en juego la libertad individual a favor del vínculo. Pero un vínculo de esta clase no puede durar porque la libertad es esencial para un ser humano, y en algún momento se pondrá esta necesidad en evidencia.

No se puede elegir entre el amor de alguien y los intereses personales. El sacrificio de renunciar a ellos por amor deja un residuo de resentimiento que no se borra con besos ni abrazos.

La persona que vive para el otro sin condiciones se opaca hasta quedar reducida a una sombra, la sombra del otro.

Esa devoción, lejos de atraerlo termina alejándolo, porque sólo se puede amar a una persona con identidad propia.

En el amor de pareja el conflicto es parte de la relación, porque son dos seres libres que pueden llegar a obstaculizarse mutuamente.

El camino de la negociación es el único viable en estos casos siempre que éste no implique estancamiento de alguno de los dos.

El amor no puede ni debe ser una cuestión puramente emocional, necesariamente debe ser un sentimiento reflexivo, porque si no fuera así seríamos esclavos de él y además de podría llegar a convertir en odio.

Como bien decía Freud, el único amor posible sin condiciones es el de una madre por su hijo.

Los demás vínculos afectivos deben ser racionales, no se puede aceptar, en nombre del amor, el desprecio, la infidelidad, la mentira o el maltrato.

La persona que quiere vivir en permanente estado de enamoramiento, alienada en el otro, se verá obligada a lo largo de su vida a tener un gran número de parejas inestables y a sufrir la desilusión o el abandono.
El amor no puede borrarlo a uno de la escena para ser el otro. El otro siempre será otro diferente y nunca en una pareja los dos alguna vez podrán ser uno.

El amor maduro a veces llega gracias a una gran desilusión. Después de haber sufrido un gran amor que también destruyó la autoestima, se puede recuperar la razón y comenzar a creer que tiene que ser posible amar y ser feliz al mismo tiempo.

Estar enamorado no es sinónimo de querer a alguien, porque es un estado de alienación que idealiza al otro al extremo de no verlo tal cual es.

Como con una droga somos esclavos de sus efectos, aunque las acciones colaterales sean desastrosas.

Solamente es posible tener una pareja estable por mucho tiempo cuando los dos siguen creciendo.

Es inútil pretender que alguien nos quiera si no le place. En un amor sin esperanza somos perdedores de entrada porque no existe nada menos atractivo que el que se humilla.

Además, lograr una conquista de esa manera obliga a entregarse sin condiciones, porque todos sabemos que el que tiene el poder en una relación es el que menos necesita del otro.

Por otro lado se está renunciando a la propia dignidad, al respeto por uno mismo, porque la esclavitud se opone a la dignidad, cuando uno se convierte en un objeto.

No todos los conflictos de pareja se resuelven con una negociación, se necesita además una dosis de paciencia, intercambio de opiniones, aprender a equilibrar las diferencias, establecer acuerdos, armonizar desajustes, etc.

Fuente: http://psicologia.laguia2000.com

 
 

El Deseo ¿Qué nos hace desear lo que deseamos?

Uno de los grandes misterios de la humanidad, que la ciencia todavía no puede explicar con certeza es por qué deseamos cosas. ¿Por qué queremos chocolate? ¿Por qué…? Cualquier cosa. La pregunta de por qué deseamos cosas que deseamos puede obtener respuestas apasionadas de científicos pertenecientes a un variado número de disciplinas, pero algunos dicen que todavía estamos bien lejos de entender nuestros deseos y preferencias de una forma significativa.

Podemos predecir cómo nos vamos a comportar en condiciones particulares, o conocer que algunas preferencias emergen en ciertas situaciones, pero es muy poco lo que sabemos sobre el origen de estas inclinaciones, de dónde vinieron en un primer lugar, según un científico social.
Yo creo que las respuestas que hay hoy en día de parte de diversas ciencias son tautológicas, muy superficiales, dice en Live Science Dalton Conley, sociólogo de la Universidad de Nueva York.

Psicólogos evolutivos, sociólogos y economistas, todos tienen diferentes ideas sobre lo que impulsa nuestras preferencias, pero ninguno llega al fondo del asunto, opina Conley.

Por ejemplo, es muy fácil dar explicaciones evolutivas para nuestras preferencias luego de los hechos, dice Conley.

El psicólogo evolutivo Gad Saad, de la Universidad Concordia de Canadá, que hace poco publicó un libro sobre el tema está de acuerdo con que es un problema complicado. Hay una diferencia, dice él, entre entender cómo opera un mecanismo y el por qué sucede.

Podremos saber que las preferencias culinarias de una mujer cambiarán de acuerdo al momento de su ciclo menstrual, dice Saad, pero entender por qué sus preferencias cambian en ese modo es un tema totalmente diferente.

Son muchas las explicaciones que se dan para decir por qué nos gusta una determinada cosa, pero esencialmente son dos las que lideran todo. Es de nacimiento, o lo adquirimos con la experiencia, influenciados por nuestro entorno.

Saad opina que la biología influencia todo lo que hacemos, él cree que nuestros gustos son de nacimiento. “Al contrario que los científicos sociales”, dice, “que dicen que nacemos con mentes vacías, yo creo en lo opuesto”.

Joseph Simmons, científico social de la universidad de Yale, está de acuerdo con que la biología tiene algo que ver en el rompecabezas. “No aprendemos a tenerle miedo a los sonidos agudos, o a rostros amenazadores, sino que esto parece ser algo innato”.

Pero no todos piensan eso. Algunos como el mismo Simmons argumentan que la experiencia, o lo que nos rodea, juegan un rol muy importante en moldear lo que somos, y por ende nuestras preferencias.

Pero Dalton Conley opina que tal vez no exista respuesta a la pregunta del título, sólo acercamientos.

Fuente: LiveScience – http:/psicologiayelser.blogspot.com.ar/2010/09/por-que-deseamos-cosas-que-nos-hace.html

 

 
 

desQbre – Localizan el lugar exacto en el que se origina el amor

  • Está en la misma zona cerebral de la adicción a las drogas.
  • Tiene vínculo con el área donde se origina el deseo sexual, aunque son partes bien diferenciadas.
  • La zona que se activa con el amor es mucho más compleja que la que se activa con otras cosas que producen placer, como la comida.

Investigadores de las universidades de Concordia (Canadá), Sycaruse y Virginia Occidental (Estados Unidos) y el Hospital Universitario de Ginebra en Suiza han descubierto el sitio exacto del cerebro en el que se originan los sentimientos que se experimentan cuando alguien está enamorado. En concreto, han descubierto que el amor está en la misma zona cerebral de la adicción a las drogas y, asimismo está vinculado al lugar donde se origina el deseo sexual, si bien matizan que ambas zonas están separadas.

A diferencia de otras emociones como la ira, el amor es más complejo y abstractoEstudios del cerebro previos ya habían demostrado que las emociones humanas se originan en el llamado sistema límbico, un conjunto de estructuras importantes que incluyen el hipocampo y la amígdala, entre otras. En esta región se controlan las emociones, la conducta, la atención, el estado de ánimo, la memoria, el placer o la adicción.

Hasta ahora, sin embargo, había sido muy difícil ubicar el lugar exacto del amor, porque tal como señalan los expertos, a diferencia de otras emociones “concretas” como la ira o el placer, es mucho más complejo y abstracto y parece involucrar muchas áreas del cerebro.

Para este trabajo se revisaron 20 estudios que habían analizado la actividad cerebral del amor y el deseo sexual, cuyos participantes se sometieron a escáneres de FMRI (imágenes de resonancia magnética funcional) para observar la actividad de su cerebro mientras estaban comprometidos en tareas relacionadas a imágenes eróticas o a observar la fotografía de la persona de quien estaban enamorados.

Los resultados de los estudios revelaron que dos estructuras del cerebro en particular, la ínsula y el núcleo estriado, eran las responsables tanto del deseo sexual como del amor. La ínsula es una porción de la corteza cerebral que está plegada en una zona entre el lóbulo temporal y lóbulo frontal, mientras que el núcleo estriado está localizado cerca, en el cerebro anterior.

Áreas diferentes en la misma zona

El amor es menos dependiente de la presencia física de otra personaLos científicos observaron que tanto el amor como el deseo sexual activan diferentes áreas del núcleo estriado, que a su vez se activa también con otras cosas que producen placer, como la comida. No obstante, el área del núcleo estriado que se activa con el amor es mucho más compleja y, aunque también se activa con el placer o deseo sexual, solo funciona cuando hay algo con “un valor inherente” para activarla, han explicado los científicos.

Nadie había colocado estos dos sentimientos juntos para ver cuáles eran los patrones de activación”, explicó el profesor Jim Pfaus, director del estudio, a la BBC.

Pfaus reconoció que, aunque pensaban que ambos estarían “completamente separados”, los estudios han concluido que mientras el placer es más específico “el amor es más abstracto y complejo y, por lo tanto, menos dependiente de la presencia física de otra persona”.

Fuente: “20 Minutos” (EUROPA PRESS) – http://www.20minutos.es/noticia/1516854/0/lugar-exacto/origen/amor/#

 

 
 

desQbre – Un videojuego para tratar la depresión

Cada año entre el 1% y el 6% de los adolescentes del mundo padecen depresión, pero la mayoría de ellos no tiene un diagnóstico y, consecuentemente, no recibe tratamiento. Sin embargo, una terapia informatizada, un videojuego, puede ser una buena elección para este colectivo tan familiarizado con los ordenadores. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de científicos de Nueva Zelanda tras realizar una investigación, y cuyos resultados se publican en el último ‘British Medical Journal’.

Sally Merry, de la Universidad de Auckland, declara a ELMUNDO.es: “Tenemos algo que poder ofrecer a los jóvenes con depresión. Un tipo de intervención con la que disfrutan y además es eficaz”.

El trabajo ha sido llevado a cabo con 187 adolescentes de entre 12 y 18 años que acudieron a 24 centros de atención primaria de Nueva Zelanda por síntomas depresivos. Todos se sometieron a pruebas psicológicas para evaluar su gravedad y, posteriormente, fueron divididos en dos grupos. La mitad de ellos (94) se asignó al grupo de terapia con el videojuego, mientras que el resto (93) siguió los tratamientos tradicionales, en consulta.

Elegir un avatar

El ‘SPARX’ es un programa informático de autoayuda para personas jóvenes con síntomas de depresión que utiliza un entorno de fantasía, juegos en 3D y una banda sonora hecha a medida. El programa enseña técnicas para controlar los síntomas de la depresión, en un formato de aprendizaje autodirigido.

Al mismo tiempo, los jóvenes aprenden las técnicas de la terapia cognitivo-conductual para tratar los síntomas (por ejemplo, hacer frente a los pensamientos negativos, resolución de problemas, planificación de la actividad y la relajación). El programa se puede utilizar con un mínimo de supervisión y en él los usuarios pueden personalizar su avatar y el viaje a las siete provincias, cada una con un conjunto único de desafíos y puzles, detallan los investigadores.

“El tiempo necesario para hacer el SPARX es de 30 a 40 minutos por módulo, con un tiempo total de duración de la terapia de cuatro a siete semanas. Lo más positivo del programa es que está directamente a disposición de los jóvenes para que ellos trabajen su problema”, destaca la investigadora principal.

Los resultados

Una vez finalizado el juego, todos los jóvenes fueron evaluados a través de varios tests psicológicos. Los datos revelan que el “SPARX fue tan eficaz o más que la atención habitual a la hora de reducir los síntomas de depresión y ansiedad en por lo menos un tercio”, detallan los investigadores.

Además, un 44% del grupo que siguió el videojuego se recuperó completamente en comparación con 26% de los que siguieron la terapia habitual. Además, es importante que el 95% de los usuarios del SPARX se mostró satisfecho con esta fórmula y hasta un 81% reconoció que se lo recomendaría a algún amigo. “No obstante, la satisfacción fue igual de elevada en el grupo que siguió el tratamiento convencional”, determinan los investigadores.

La terapia cognitivo conductual informatizada SPARX es un “recurso eficaz para los adolescentes con depresión que buscan ayuda en atención primaria. El uso del programa resultó en una reducción clínicamente significativa en la depresión, la ansiedad y la desesperanza y una mejora en la calidad de la vida. Los resultados son mejores si se considera que SPARX es totalmente un recurso de autoayuda. El único contacto con el médico fue al inicio (cuando se acude al centro de salud) y, posteriormente, a través del teléfono pasado un mes del tratamiento”, concluye el ensayo.

Además, los efectos del tratamiento persistieron durante tres meses después del programa, que fue más eficaz para “aquéllos que en un principio estaban más deprimidos. La intervención es al menos tan buena como el tratamiento habitual para atención primaria, pero sería más barata y más fácil difundir”, agregan los investigadores.

Fuentes: “El Mundo” (Patricia Matey) – http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/04/19/neurociencia/1334857831.html

 
 

Las diez lecciones que deberíamos aprender de los animales de compañía

Las mascotas han dejado de ser un simple animal de compañía para convertirse en un miembro más de la familia. Se dice de los perros que son el mejor amigo del hombre, pero no siempre se saca el máximo provecho a su fidelidad ni se aprecian ciertas enseñanzas que podrían ser beneficiosas para la vida de las personas. Lo mismo ocurre con el resto de mascotas que se tienen en casa, ya sea un gato, un hámster o un loro. Además, pueden influir positivamente en el estado de ánimo de las personas, alejar las preocupaciones y contribuir a incrementar el bienestar general. Las mascotas tienen una marcada capacidad para empatizar con sus dueños, sobre todo cuando llevan bastante tiempo conviviendo con ellos. Especialmente, los perros y los gatos son expertos en captar las emociones y rápidamente perciben cuando uno está triste o enfermo. Por eso, se puede aprender de las mascotas, conociendo su manera de actuar y su forma de reaccionar ante los estímulos externos, para enriquecer la vida de las personas.

La primera lección que se puede sacar de un animal de compañía es que su aprecio y amor es siempre incondicional. Querer a alguien sin esperar nada a cambio no es más que el amor verdadero, es decir, amar a las personas por lo que son y no por el rédito que se pueda obtener de una determinada relación.

La lealtad es otra de las máximas de las mascotas. Pase lo que pase siempre estarán ahí, pues es más fácil perder la lealtad de los familiares o amigos que la de un animal de compañía. Este rasgo de los animales de compañía marca una clara distancia con la crisis de valores que vive la sociedad contemporánea. Saber pedir ayuda cuando realmente se necesita, sin creer que se trata de una debilidad. El ego impide muchas veces a las personas buscar ayuda en los demás porque se asocia a una falta de capacidad resolutiva. Sin embargo, es necesario tener el suficiente coraje para admitir la necesidad de ayuda cuando sea necesaria, sin miedo a abrirnos a los demás. El rencor es una característica propia de los humanos. Los animales de compañía pueden expresar su ira o enfado cuando se les está reprendiendo para disciplinarlos, sin embargo, consiguen olvidarlo enseguida, casi inmediatamente después de que se les deje de regañar. Saber pedir perdón y, más aún, saber perdonar a los demás, es otra de las lecciones importantes que se pueden aprender de las mascotas. Los animales utilizan una serie de signos para expresar sus emociones. Los perros mueven la cola cuando algo les hace felices y los gatos muestran su aprecio cuando ronronean o se frotan con su dueño. No tener miedo a mostrar los sentimientos y, sobre todo, a ser agradecido, es una cualidad no siempre presente en los humanos. Con la práctica resultará menos embarazoso agradecer un gesto con un beso o un abrazo. Los beneficios emocionales de saber corresponder cuando es preciso superan con creces todos los esfuerzos que puedan suponer en un principio.

Ciertas actitudes de las mascotas son claves para alcanzar la felicidad

Saber disfrutar de la soledad y alejar el miedo a pasar tiempo a solas es imprescindible para alcanzar la felicidad, pues en un momento u otro estas situaciones son inevitables. Mucha gente odia estar sola, pero se debe buscar un equilibrio para minimizar nuestra percepción negativa de estos momentos. Es más, apreciar el tiempo que se pasa solo puede ser muy beneficioso a largo plazo y servirá para incrementar el conocimiento personal. Para saber cuidarse a uno mismo, primero hay que saber cuidar a los demás. Los animales suelen adoptar esta actitud a rajatabla con sus retoños, asegurándose de cubrir sus necesidades antes que las propias. Una máxima imprescindible entre las personas que vayan a formar una familia. No tener miedo a equivocarse es una buena enseñanza de las mascotas, pues la clave del desarrollo humano y personal se basa precisamente en el ensayo y el error. Para perfeccionar el talento o resolver ciertos problemas es necesario intentar ciertas acciones que no siempre salen bien a la primera. Lo importante es aprender de esos errores y no volver a cometerlos, pues como afirma el dicho popular: “El ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Conseguir apreciarnos a nosotros mismos, siendo conscientes de nuestras limitaciones y capacidades, es el primer paso para acercarnos a la felicidad. Los animales se reconocen como lo que son y sus pretensiones no impiden que se sientan realizados. Fingir lo que no se es tampoco contribuirá al bienestar, pues engañarse a uno mismo suele tener consecuencias negativas a medio y largo plazo. El primer paso para ser feliz es quererse a uno mismo tal y como se es.

Cometer errores no es malo si se aprende de ellos

La austeridad y saber acoplarse a una vida sobria es una característica común a los animales. Vivir de forma sencilla y sólo con lo que realmente se necesita puede ser un objetivo casi impensable en la sociedad de consumo, donde parece que la felicidad no reside en tener cubiertas las necesidades personales, sino en tener más y más que el vecino. De todos es sabido que no es más feliz el que más tiene porque esta ambición siempre será insaciable y nunca se tendrá lo suficiente. Diferenciar lo que se necesita de lo que se quiere es fundamental para sentirse a gusto con uno mismo y con la vida que se tiene. Ponerse metas y perseguir los sueños es especialmente beneficioso, pero deben considerarse como lo que son para minimizar las consecuencias psicológicas del fracaso.

Fuente: “El Confidencial” (Iván Gil)

¿Qué pasa en tu cerebro cuando pierdes la paciencia y el autocontrol?

rechinarNeurocientíficos de la Universidad de Iowa (EE UU) han descubierto qué ocurre en el cerebro humano cuando una persona pierde la paciencia y la capacidad de autocontrol. Sus conclusiones se publican en la revista Journal of Consumer Psychology.

William Hedgcock, coautor del trabajo, ya había demostrado con anterioridad que el autocontrol es un recurso finito que se gasta con el uso. Cuando se utiliza demasiado de forma continuada, es más difícil que nos mantengamos calmados la siguiente vez que nos enfrentamos a una situación que exige controlar nuestros impulsos.

Ahora, un nuevo estudio con imágenes de resonancia magnética funcional le ha permitido demostrar que la corteza cingulada anterior (ACC), encargada de reconocer que una situación tiene muchas posibles respuestas y que algunas son más convenientes que otras, se activa siempre independientemente de la decisión que tomemos. Esta zona reconoce, por ejemplo, cuando algo nos tienta. Por lo tanto, la verdadera “llave” del autocontrol reside, según Hedgcock, en la región conocida como corteza prefrontal dorsolateral -la que dice “querría hacer esto, pero debo sobreponerme a ese impulso y actuar de manera inteligente”- se activa con menos intensidad a medida que nuestra capacidad de autocontrol se agota. Y las técnicas de neuroimagen revelan que es la falta de actividad de las neuronas de esta zona lo que hace que, en ocasiones, “las situaciones nos saquen de nuestras casillas” y no actuemos con sensatez, aclaran los científicos.

Hedgcock asegura que, de acuerdo con el hallazgo, el autocontrol debería ser comparado con una piscina que se puede vaciar por el uso y volverse a llenar cuando estamos en un ambiente sin excesivos conflictos, lejos de “tentaciones que lo desgastan”.

Los resultados del estudio podría ayudar a desarrollar mejores programas de desintoxicación para personas adictas a las drogas, al alcohol, a las compras o a la comida, que suelen hacer cosas que preferirían no hacer. También ayudará a sujetos que nacen sin capacidad de autocontrol por un daño cerebral.

Fuente: “Muy Interesante” (Elena Sanz) – http://www.muyinteresante.es/ique-pasa-en-tu-cerebro-cuando-pierdas-la-paciencia-y-el-autocontrol

 

 
 

El estrés infantil frena el desarrollo del cerebro

El estrés puede alterar el desarrollo de diversas partes del cerebro de niños y adolescentes, y perjudicar ciertas capacidades como la memoria espacial y a corto plazo, según revela un estudio publicado en Journal of Neuroscience.

Durante los primeros años de vida el cerebro continúa desarrollándose y es vulnerable a factores externos como el estrés. Los investigadores, de la Universidad de Wisconsin-Madison, evaluaron mediante entrevistas el nivel de estrés de 60 adolescentes de entre 9 y 14 años, a los que también se les realizó un escáner cerebral y diversos test de inteligencia. Los resultados revelaron que los niños que habían sufrido más episodios traumáticos a lo largo de su vida tenían menor memoria espacial y a corto plazo que sus compañeros. Además, algunas zonas como el córtex del cíngulo anterior estaban menos desarrolladas, y tanto las cantidades de materia gris como de materia blanca eran menores.

Sin embargo, estas diferencias no tienen porqué ser irreversibles. “Los resultados no están diciendo que el estrés perjudique permanentemente el cerebro”, explica Jamie Hanson, uno de los autores. “Los efectos podrían ser solo temporales, ya que el cerebro es muy plástico, muy propenso al cambio, y puede re-adaptarse”.
Las nuevas investigaciones irán encaminadas, precisamente, a buscar métodos para ayudar a estos adolescentes a `poner al día´ a su cerebro después de sucesivos episodios traumáticos.

Fuente: “Muy Interesante” (Victoria González) – http://www.muyinteresante.es/el-estres-infantil-frena-el-desarrollo-del-cerebro

 
 

desQbre – Se puede vencer la timidez

La timidez es un rasgo de carácter que se puede cambiar.

Una persona tímida está expresando temor al trato social, a enfrentarse a situaciones nuevas, a relacionarse afectivamente, a hablar, a dar una opinión, a tener una iniciativa, a participar en un grupo, a pasar vergüenza por sentirse siempre inapropiado o mal vestido o por el miedo a hacer el ridículo y al rechazo.

Los tímidos han adquirido el hábito de pasar desapercibidos y por esta razón pueden perderse muchas oportunidades en sus vidas.

El tímido es inseguro, tiene baja la autoestima, poca tolerancia a la frustración y ninguna resistencia a la crítica.

Para participar en alguna actividad, los últimos en tener en cuenta son los tímidos, porque se esconden, se van antes, se sienten mal, inseguros, y deseosos de estar solos.

La timidez no es solo un problema psicológico sino que también puede producir manifestaciones orgánicas, como sudoración en las manos, palpitaciones o colon irritable.

El tímido tiene miedo al entorno social, a las exigencias, a la mirada de los demás, a las opiniones ajenas y a lo que pueden pensar los otros o decir de él.

Se esfuerza por mantener un bajo perfil, trata de no ser notado ni distinguido en ningún aspecto para no tener que enfrentar situaciones que lo asustan, tanto las alabanzas como las críticas.

Tiene una alta autocrítica y sentimiento de inadecuación y puede llegar a ser un solitario que solo se lleva bien con su computadora.

El tímido siente que fracasa cuando intenta agradar a los demás, su inseguridad le provoca torpeza y rigidez y siempre trata de hacer lo que hacen los demás sin atreverse a ser él mismo.

Se puede sentir bien con personas conocidas pero quedarse mudo en un rincón cuando aparece gente nueva.

La timidez tiene un componente temperamental, que a veces se hereda. Son personalidades introvertidas que pueden complacerse viviendo encerrados en su mundo interno y ser cautos y desconfiados para relacionarse.

Por lo general, su timidez les produce sufrimiento, ya que pueden perder a la mujer que aman, ascensos en su trabajo, la posibilidad de vivir experiencias nuevas o de cambiar de vida, porque la rutina les da una falsa sensación de seguridad.

La timidez exige vivir aislado, evitando el contacto con los otros y rechazar la competencia porque hace que la persona renuncie antes del intento.

Existen grupos terapéuticos que resultan eficaces para los tímidos, una buena oportunidad para aprender a relacionarse y perder el temor al otro.

Estudiar teatro es también una forma de comenzar a salir de ellos mismos al ensayar distintos roles, poniéndose en el lugar del otro y dándose cuenta que se puede ser diferente.

Casi todas las tareas o deportes en equipo son recomendables, ya que obligan a vincularse, colaborando y dependiendo de los demás; y al participar con las propias habilidades se puede aprender a confiar en si mismo y a elevar la autoestima.

Un trabajo que exija atención al público es una de las mejores técnicas para aprender a dominar la timidez, porque el trato cotidiano con muchas personas diferentes quita la fobia social.

Los tímidos necesitan aprender a apreciar sus propias cualidades, aceptarse como son y darse cuenta que no tienen que ser como los demás para ser aceptados, sino tal cual son, únicos y distintos.

Fuente: http:/psicologia.laguia2000.com

 
 
 
 
 
Para más información, concertar una cita previa, o reservar plaza en alguno de los cursos, ponte en contacto con nosotros en info@desqbre.com
 
 
 
 

La dificil mente de un adolescente

Todo padre que vio llegar a su hijos a la adolescencia se ha preguntado “¿qué pasa por esa cabeza?”, y es que suele burlar al más ingenioso lo que puede pasar por allí dentro. Un nuevo estudio, ilumina qué sucede en sus mentes entre los 11 y los 17.

Una investigación realizada por Ian Campbell, de la Universidad de California, justamente se centró en en ese rango de edad para estudiar las ondas cerebrales de esos niños mientras dormían. Pudo notar que se reducían significativamente, con respecto a las que tenían cuando eran más pequeños.

Los científicos creen que esto refleja un proceso de recorte que se da en el cerebro de los adolescentes durante esos años, donde las extrañas conexiones mentales hechas durante la niñez se pierden.

“Cuando un niño nace, su cerebro no está completamente desarrollado, y durante los primeros años ha una gran proliferación de conexiones entre las células nerviosas”, dijo Campbell. “Durante la adolescencia hay una poda de estas conexiones. El cerebro decide qué conexiones es importante mantener y cuales abandonar”.

Los científicos llaman a este proceso la poda sináptica, y especulan que el cerebro decide qué enlaces neurales mantener basándose en qué tan frecuentemente son usados. Las que no rara mente usadas, se eliminan. A veces, durante la adolescencia ese proceso se tuerce y se pierden conexiones importante, lo que lleva a desórdenes psiquiátricos como por ejemplo la esquizofrenia.

Se supone que esta poda sináptica ayuda al cerebro en la transición desde la niñez, cuando el cerebro puede aprender y crear nuevas conexiones fácil, a la adultez, cuando está todo más estable y estructurado, pero de esta forma se puede tener procesos de pensamiento más complejos.

Pero por ejemplo, si un niño recibe algún daño cerebral antes de los 10 años, otra área del cerebro puede hacerse cargo de las funciones del área dañada, mientras que si eso sucede a los 20, ya no hay posibilidad de adaptación, ya que el cerebro ha perdido flexibilidad.

Todo este proceso crea ciertos problemas en la mente adolescente, como por ejemplo que no pueden realizar muchas tareas a la vez, como los adultos sí pueden. También pasa en esta etapa que comienza una mayor empatía hacia los otros, y así comienzan también a medir cómo sus acciones no sólo los afecta a ellos mismos, sino a los otros. Algo que no hacen los niños pequeños.

Otro estudio también comprobó que los adolescentes todavía no sienten la culpa como los adultos, sino que es casi como si no usaran la región cerebral asociada.

Es una época difícil no sólo para los padres de los adolescentes, para ellos es muy complicada.

Calendario de CURSOS y TALLERES

garantia-satisfaccion

desQbre

Fuente: Livescience

¿Y tú qué número eres?

(Artículo publicado en “El Mundo” 29/04/2012)

Si usted tiene algún amigo que sabe de eneagrama es muy probable que ya le haya colgado un número y le haya dicho que es un 2 porque le encanta ayudar o un 7 porque lo que más le gusta en el mundo es irse de juerga. Y si no lo tiene, pues quizás se haya topado en cualquier librería con algún volumen, porque lo cierto es que abundan, que trata sobre este sistema de identificación de tipos de personalidad y que disecciona cómo son los nueve caracteres que, en teoría, describen el funcionamiento de los seres humanos.

[foto de la noticia]

“El eneagrama es un GPS que te puede guiar, pero el volante de tu vida lo llevas tú”, explica el doctor en Psicología Lluís Serra, quien realizó su tesis doctoral sobre este sistema de identificación de tipos de personalidad y quien acaba de publicar el libro ‘El eneagrama de las pasiones’ basado en este trabajo.

Esta tesis es pionera en el análisis desde la universidad del eneagrama, un sistema que ha levantado recelos en sectores de la psicología más tradicional que argumentan que no tiene ninguna base científica. “Esto pasa con algo que puede ser muy novedoso o cuando se conoce de manera parcial o de forma no correcta”, explica Serra, quien también es licenciado en Teología y en Filosofía.

Serra cree que el hecho de que el eneagrama se asocie a un símbolo geométrico “puede hacer pensar en otro tipo de conocimiento, de tipo astrológico, pero el eneagrama es un planteamiento que tiene su rigor y su estudio“. Además, recalca que la tesis que él ha hecho “cumple todos los requisitos” que dan seriedad y que validan un trabajo de este tipo. De hecho, está basada en seis entrevistas por cada tipo de personalidad en lenguas española e italiana.

Este mapa de la personalidad que distingue nueve patrones básicos de conducta, también llamados eneatipos y representados por números que van del uno al nueve, tiene como símbolo una figura con nueve puntas -de ahí su nombre, enea significa nueve- unidas por varias líneas que muestran las interrelaciones entre los diferentes caracteres.

Aunque se cree que sus orígenes son anteriores a Cristo, lo recupera el armenio Georges Gurdjieff (1866-1949). En los años 60 el boliviano Óscar Ichazo retoma su estudio y se lo enseña en Estados Unidos, entre otros, al psiquiatra chileno Claudio Naranjo, quien lo reformula usando el lenguaje de la psicología moderna. A partir de los años 80 Helen Palmer y Don Richard Riso y Russ Hudson comienzan a propagarlo y empieza a extenderse este sistema que, en la actualidad, es usado por psicólogos, ‘coachs’, responsables de recursos humanos, profesores, guionistas, actores e incluso artistas.

El eneatipo 2. | Ana RoldánEl eneatipo 2. | Ana Roldán

Serra destaca el potencial que el eneagrama tiene como herramienta de desarrollo personal. Explica que, una vez se tiene conocimiento del propio eneatipo es cuando se “tomar conciencia” de qué es aquello que mueve a cada persona y es posible “despertar a mi forma de ser”. “Lo primero sería abrirse a la realidad de sí mismo, a los patrones repetitivos de conducta que me impiden ser libre porque cuando empiezo a darme cuenta del mal que me hace este tipo de comportamientos porque me quitan mi capacidad amorosa y mi libertad es cuando me doy cuenta de que hay que operar un cambio”, subraya.

Nueve pasiones

El eneagrama desarrollada por Naranjo incide en la neurosis de cada número, en eso que él denomina las pasiones y que se corresponderían con los siete pecados capitales más la vanidad y el miedo, mientras que el desarrollado por otros autores, como Helen Palmer o Don Richard Riso y Russ Hudson, incide más en lo virtuoso de cada eneatipo. Así, para Naranjo el eneatipo 1 es el iracundo, mientras que para Riso y Hudson es el perfeccionista (ver cuadro de abajo).

“Aquí usamos dos lenguajes: en el psicológico hablamos de las pasiones dominantes y el moral, de los pecados capitales”, señala Serra, quien explica que, originariamente, los pecados capitales eran ocho y no siete, ya que el orgullo acabó absorbiendo a la vanidad. En cuanto al miedo, asociada al eneatipo 6 en el eneagrama y que no es un pecado capital, Serra destaca que “el miedo se confundió con el santo temor a Dios y se entendió como algo positivo”. Además, señala que ya en el siglo XIV Ramon Llull dibujó un símbolo parecido al del eneagrama pero formado por tres triángulos equiláteros.

Para Serra el eneagrama “es un instrumento muy interesante que tiene que ser usado con mucha inteligencia, sabiendo que es el mapa no es el territorio“. Él está convencido de que uno de sus inconvenientes es su uso de forma frívola, “de método de control de los demás porque es algo que hace daño”, señala.

Antonio Díaz Deus, ‘coach’, ha desarollado un modelo de ‘coaching’, el integrativo, basado en el uso del eneagrama como instrumento de desarrollo y de cambio personal. “Yo no lo uso para encasillar a mi cliente sino para que se sienta en su número. Por ejemplo, hace poco trabajando con un alto directivo que era un 3 [personas prácticas, orientadas al éxito y con muy buena imagen] le puse una lista de competencias, asociada a su eneatipo, con la que se sintió cómodo”, explica Díaz Deus.

El nombre de integrativo que Díaz Deus le da a este tipo de ‘coaching’ es porque intenta que sus clientes integren el pensar, en sentir y el hacer. El eneagrama establece tres tríadas: las personas que se guían por sus sentimientos, que corresponden con los eneatipos 2, el 3 y el 4; las que se centran en el pensamiento, que son el 5, 6 y el 7, y en las que predomina la acción, que son el 8, el y el 1.

El eneatipo 6. | Ana RoldánEl eneatipo 6. | Ana Roldán

“Para mí el trabajo es, por ejemplo, un 2 que es emocional integre la cabeza y el instinto, la acción, pero la dificultad está en que al ser demasiado emocional tiene que conectar con el cuerpo e irse un poco más a la cabeza”, señala Díaz Deus, quien trabaja con el eneagrama desde hace más de 20 años.

Este sistema de identificación de tipos de personalidad aporta al ‘coaching’, según Díaz Deus, el “conocimiento de uno mismo, proporciona mecanismos de desarrollo, de transformación y también proporciona conocimiento de los procedimientos automáticos de cada persona que le permite al ‘coach’ ayudar a su cliente a que se conozca mejor”, subraya.

El eneatipo de cada persona se forja durante la infancia y no cambia durante la vida, aunque sí que dentro de cada tipo de personalidad se puede estar en un estado más sano o, por contra, más pegado a la neurosis propia de cada número. Además, todas las personas tienen en mayor o en menor medida características de los nueve eneatipos, pero lo que le mueve en la vida es su pasión dominante. Así por ejemplo un 8, cuya pasión es la lujuria es también orgulloso y vanidoso, como los 2 y los 3, pero el motor de su vida es la lujuria y su personalidad se forja en torno a esa pasión y hace de la búsqueda de la intensidad su objetivo vital.

Pero el conocimiento personal no es el único campo en el que se usa el eneagrama. La Fundación Claudio Naranjo está convencida de que aplicado al ámbito escolar puede contribuir a la educación emocional de los alumnos. Para ello desde hace un par de años lleva el programa SAT, las iniciales en inglés de buscadores de la verdad, a las comunidades escolares.

Ese SAT, diseñado para que cada uno bucee en su forma de ser, ha tenido ya miles de alumnos en España, Italia y en varios países de Latinoamérica, mucho de ellos terapeutas, y ha servido a la actriz Candela Peña de fuente de inspiración para su primer cortometraje como directora, ‘9’ en la que se ve a un grupo de amigos, todos ellos desnudos, que charla sobre el eneagrama, sobre este curso y se preguntan unos a otros qué número son.

En el cine

Candela Peña no es la única que ha usado el eneagrama como fuente de inspiración: el mismísimo Tim Burton ha producido una película de animación, también titulada ‘9’ y dirigida por Shane Acker, en la que nueve muñecos de trapo, cada uno con su propia personalidad, tienen que luchar para sobrevivir en un mundo devastado y controlado por unas máquinas.

El 8, el lujurioso. | Ana RoldánEl 8, el lujurioso. | Ana Roldán

Los actores también usan el eneagrama para construir sus personajes, según cuenta la actriz y ‘coach’ de intérpretes Lorena Bayonas, quien es colaboradora del programa SAT y dirige el Centro del Actor en Madrid. Bayonas explica que cada vez hay más actores que siguen ese programa diseñado por Claudio Naranjo.

“Uno de los motivos por los que entran es porque a la hora de crear un personaje es un instrumento súper potente“, explica Bayonas, quien detalla que la potencia del eneagrama radica en que hace posible que se profundice en un personaje, en quién es y en qué es lo que lo mueve. “En el arte hay algo que es mostrar el alma del ser humano, el corazón, poder llegar a lo profundo”, señala.

Con el eneagrama también se puede ver el ego del personaje: por ejemplo, explica esta actriz, “las princesas suelen ser todas orgullosas [pasión correspondiente al eneatipo 2] y físicamente se les ve el orgullo en el pecho, son como pavos reales, mientras que un carácter más cobarde, como el 6, hace todo lo contrario, que es hundir el pecho”.

Ana Roldán, pintora cuyos cuadros sobre el eneagrama ilustran este reportaje, también vio en este sistema de identificación de tipos de personalidad que conoce desde mediados de los 80 una fuente de inspiración. “Desde el punto de vista creativo ha sido una fusión entre mis dos pasiones que son el arte y la psicología”, cuenta.

Su propósito al hacer una serie de cuadros en 2004 sobre el eneagrama que tituló ‘9 pasiones’ fue plasmar de una forma visual lo que había aprendido sobre este sistema. Para ello se inspiró tanto en conocidos suyos como en personalidades famosas y, por ejemplo, para pintar el cuadro correspondiente al eneatipo 7, el guloso, usó la cara del pintor mexicano Diego Rivera o para pintar el del eneatipo 9, el perezoso, se inspiró en Winston Churchill.

Los nueve eneatipos

Ésta es la clasificación realizada por Claudio Naranjo de los nueve caracteres que componen el eneagrama:

  • Eneatipo l: Su pasión es la ira, aunque la reprimen porque los aleja de la perfección que desean alcanzar y la disfrazan de benevolencia. En su estado sano son tolerantes y benévolos. Ejemplos de 1 son Juana de Arco y Margaret Thatcher.
  • Eneatipo 2: Los orgullosos usan la estrategia de dar, de ayudar para seducir y elevar su propia imagen. Necesitan ser el centro de atención y esconden una profunda necesidad de ser amados. Cuando están en su estado sano son tolerantes y benévolos. La Madre Teresa de Calcuta o Elvis Presley son este eneatipo.
  • Eneatipo 3: Los vanidosos se suelen centrar en brillar en su trabajo. Buscan su ser a través del éxito. Son máscara pura y muy camaleónicos. Tom Cruise y Oprah Winfrey son ejemplos.
  • Eneatipo 4: Su pasión es la envidia y tienen una sensación profunda de carencia. Se suele comparar con los otros y usan el sufrimiento propio para resaltar su importancia. Michael Jackson y Frida Kahlo.
  • Eneatipo 5: Los avaros tienden a acumular conocimientos y viven con distanciamiento emotivo. Son muy intelectuales y tienen una gran necesidad de independencia. Stephen Hawking y A. Einstein son ejemplos de 5.
  • Eneatipo 6: El miedoes su pasión dominante. Son personas que suelen dudar continuamente. Buscan la autoridad pero al mismo tiempo huyen de ella. En su estado más sano conectan con la valentía. Woody Allen y Adolf Hitler son 6.
  • Eneatipo 7: Los gulosossuelen ser personas alegres, con multitud de planes de futuro para pasárselo bien y que huyen del sufrimiento. Peter Pan es un ejemplo de 7.
  • Eneatipo 8: Los lujuriososson buscadores de la intensidad a los que no les importa meterse en peleas con tal de no parecer débiles. Suelen dar miedo al resto de la gente, pero detrás de esa armadura ocultan una gran inocencia. Tony Soprano, el mafioso protagonista de ‘Los Soprano’ o Robin Hood son este eneatipo.
  • Eneatipo 9: Los perezosos suelen ser personas, aparentemente felices, pero con una gran dificultad para mirarse a sí mismos y saber qué es lo que desean. Se funden con su entorno y son grandes pacificadores. Winston Churchill o Nelson Mandela son 9.

Publicado en “El Mundo” – Domingo 29/04/2012

 

Para más información o reservar plaza en elguno de los cursos, ponte en contacto con nosotros en info@desqbre.com
desQbre - Blanco

desQbre – El Arte de Reír

El Arte de Reír

Aunque la risa no parece adecuarse a la imagen de seriedad que imponen algunas reglas sociales y el mundo de los negocios; el hábito de la risa en familia, en el trabajo o entre amigos, consolida las relaciones, afloja los momentos de tirantez, puede convencer a los rígidos, apacigua los malos y tiene un efecto saludable para el que ríe.

Algunos afirman que riendo se puede decir cualquier cosa, porque en tren de bromas nadie se ofende.

Los adultos pierden la costumbre de reír, apenas sonríen de vez en cuando y muchas veces lo hacen sin ganas, sólo por compromiso.

La risa tiene valor terapéutico, dice el doctor en medicina Ramón Mora, que ya hace más de diez años que se dedica a la investigación clínica en Medicina Preventiva y Salud Pública y a la docencia universitaria.

La risa tiene que brotar desde adentro para poder aprovechar al máximo sus efectos saludables.

Sin embargo, para obtener beneficios de la risa, no se necesitan motivos, ni se requiere ser feliz, ni tampoco es necesario tener gran sentido del humor. Sólo hay que estar dispuesto a hacerlo y convertirlo en un hábito.

Se puede pedir algo, saludar y hasta hablar, con una sonrisa, y como la sonrisa es contagiosa recibiremos a cambio más y más sonrisas y mejor trato.

La risa favorece la adaptación a cualquier situación, tiene el poder de bajar las defensas de los que no se permiten mostrarse vulnerables; inhibe la agresión y proporciona beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales.

La persona de risa fácil tiene mejores oportunidades para desarrollarse y crecer y también para vencer obstáculos, ya que el sentido del humor es la mejor herramienta para resolver problemas difíciles y vincularse socialmente.

La risa tiene el poder de cambiar las actitudes de la gente y tiene efectos terapéuticos, aunque no sea espontánea, porque el cerebro no distingue la diferencia entre la ficción y la realidad. Por eso es útil aprender a reírse voluntariamente y ensayar para que se instale esa conducta y se pueda disfrutar de sus beneficios; porque se comienza riendo sin ganas pero se termina riendo en forma auténtica.

El que tiene el hábito de reír tiene también la capacidad de ver el lado cómico que tienen todas las cosas.

Las personas se ríen más o menos según como sea su personalidad. Se ríen más los extrovertidos que los introvertidos, los simpáticos más que los antipáticos; los desinhibidos más que los tímidos; los niños más que los adultos, las mujeres más que los hombres, porque aunque ellos puedan llegar a ser buenos cómicos, en sus casas son tristes.

La risa en el trabajo levanta la moral del grupo, fomenta la colaboración, eleva la autoestima, porque el que ríe en forma frecuente recibe más señales de afecto; incrementa la motivación; mejora el ambiente; favorece la comunicación y el rendimiento y reduce el ausentismo.

Cuando nos reímos desaparece la depresión y el negativismo; y además, se disipan las preocupaciones.

Los cambios que puede producir la risa, cuando se hace habitual, son espectaculares. El cuerpo pierde la rigidez, se hace más flexible y comienza a irradiar buena onda, salud, alegría y entusiasmo en todas direcciones.

Para que el hábito de la risa esté presente en nuestras vidas y podamos disfrutar de sus beneficios, se puede ensayar la risa cada vez que nos miramos al espejo todos los días; además, tratar de participar en situaciones alegres, elegir programas divertidos para ver por televisión o en el cine; estar con niños y ponerse a su altura; escuchar música agradable, bailar, celebrar cualquier acontecimiento, hacer actividad física entretenida y contar chistes.

El estrés es enemigo de la risa, porque el que está tensionado se toma la vida muy en serio creyendo que puede controlarlo todo y no tiene tiempo para reírse de nada, ni siquiera de sí mismo; porque está cansado, malhumorado y amargado, porque no puede disfrutar del ocio ni de la compañía y así, tan seriamente se va quedando solo.

La risa es el puente que nos vuelve a conectar con la vida, con los otros, y con nuestro trabajo.

 

Fuente: “La Risa”, Ramón Mora.

http:/psicologia.laguia2000.com

 
 
Para más información o reservar plaza en elguno de los cursos, ponte en contacto con nosotros en info@desqbre.com
 
 
 
 

LA IRA – Qué hacemos con ella

Consejos para combatir la ira

 
Pocos sentimientos son tan intensos como el de la ira. Cuando una persona o situación nos resultan irritantes, parecería que nuestro cuerpo pierde el control a través de un ataque de furia: apretamos los dientes, fruncimos el ceño y cerramos los puños con ganas de romper todo lo que se nos cruce por nuestro camino. ¿Acaso nunca te ha pasado?Hay personas que se enojan con facilidad. Otras son un poco más calmadas, pero en cualquiera de los casos, un ataque de ira es una experiencia estresante que en algunos casos termina en la violencia. Para que la situación no se te vaya de las manos, te enseñamos consejos para combatir la ira.

¿Por qué te sientes así? Identifica las causas de lo que te sucede y evalúa si merece la pena sentirte asi o estás exagerando. Pide la opinión de alguna persona de confianza, como un amigo, un familiar o tu terapeuta.

Trata de relajarte. Cuando descansas y te relajas, todo lo miras desde otra perspectiva. Mucha gente olvida que el descanso y el relax son muy importantes en nuestra salud emocional.

La violencia no es la solución. Lo primero que se nos cruza por la mente cuando estamos muy enfadados es descargar nuestra ira a través de la violencia verbal o física. Pero ninguna de ambas nos libera de lo que realmente nos perturba. Además, actuar violentamente sobre otra persona tiene sus consecuencias. Controla tus impulsos y piensa antes de actuar.

Todos tenemos nuestros problemas. Muchas personas seguramente se encuentran en tu misma situación. No pienses que los problemas solo te invaden a ti.

Resuelve los malos entenididos y conflictos. Así como todos podemos tener problemas similares, también podemos tener opiniones totalmente opuestas. Para evitar enfrentamientos o malos entendidos, procura conversar y aclarar las diferencias con quienes te rodean. Los conflictos generan estrés y tensión, por lo que probablemente termines furioso cuando las cosas no salen bien.

Conversa las diferencias personales. Estar enojados con otra persona sin hacer nada es muy fácil. Tienes que tomar la iniciativa y acercarte para resolver lo que sucede. Si notas que el otro se encuentra a la defensiva y puede actuar violentamente, procura que un tercero participe en el conflicto como mediador y promueva un acercamiento entre ambos.

Resolver disputas tiene sus ventajas. Negociar es una palabra que tienes que grabar en tu mente. Cuando negocias y logras solucionar un conflicto, te sientes mucho mejor, más cómodo y libre de preocupaciones