desQbre – 6 formas en que las mascotas benefician tu salud

534957_259920024106574_1969902420_nCada vez más estudios apoyan la premisa de que de las mascotas son buenas para la salud. De allí que no exageraríamos al asegurar que más que el mejor amigo del hombre, un perro podría convertirse también en su mejor enfermero. Entérate aquí de los beneficios que una mascota puede ofrecerle a tu vida y a la de tu familia.

La próxima vez que los niños te supliquen que traigas a casa un perrito, un gato, un ave o incluso un pececito, no rechaces totalmente la idea.  Es cierto que implican responsabilidad y gastos, pero ellos se encargan de compensar tus obligaciones con muchísimos beneficios para la salud de todos. Entre éstos se encuentran los siguientes:

1. Las mascotas ayudan a combatir la ansiedad.

Según un estudio del Medical College de Virginia, a los pacientes hospitalizados con problemas de salud mental, la terapia con animales les ayudó a reducir sus niveles de ansiedad más que otras terapias convencionales. “Las mascotas ofrecen un amor incondicional que puede ser muy útil para las personas con depresión”, indica el Dr. Ian Cook, psiquiatra y director del Programa Clínico y de Investigación de Depresión en UCLA (UCLA Depression Research and Clinic Program).

2. Benefician la salud cardiovascular

En un interesante estudio publicado por la investigadora Erika Friedmann en el American Journal of Cardiology, se les dio seguimiento a más de 400 personas después de que sufrieran un ataque al corazón. Un año más tarde, los dueños de mascotas tenían 8.6 veces más probabilidades de sobrevivir que aquéllos que no tenían mascotas. De manera que los perros y los otros animalitos, pueden ayudar a mejorar la longevidad y la sobrevivencia de sus dueños.

3. Fortalecen tu sistema inmunológico.

“Tener una mascota es la inmunoterapia de la naturaleza”, asegura la Fundación Livestrong.  “Los niños de los hogares con mascotas tienen una asistencia general de tres semanas más por año que los que no tienen mascotas.” Además, otros estudios indican que los niños que están cerca de una mascota son menos propensos a tener eczema e incluso  llegan a tener un  sistema inmunológico más fuerte en general.

4. Las mascotas son magníficas en terapias de salud

La terapia con mascotas puede reducir significativamente el dolor, la ansiedad, la depresión y la fatiga en pacientes con varios problemas de salud, como por ejemplo:

  • Niños con tratamientos dentales
  • Pacientes recuperándose de cáncer
  • Personas internadas a largo plazo en instituciones médicas
  • Veteranos con trastorno de estrés postraumático

5. Las mascotas ayudan a las personas de la tercera edad

Algunos estudios demuestran que los pacientes con Alzheimer tienen menos brotes de ansiedad si hay un animal en casa, y que quienes los cuidan también se sienten menos agobiados cuando hay una mascota en el hogar.

Además, tener una mascota ayuda a las personas mayores a hacer ejercicio y les da el beneficio de sentirse acompañados,  lo que les hace sentir mejor en general.

6. Las mascotas  ayudan a mantenerse en forma

¿Sabías que los perros son responsables de 67 por ciento de las caminatas que sus propietarios toman cada semana?  Tener un perro en la casa te impulsa a salir a caminar,  incluso a jugar con él. Según Sandra McCune, autora del libro  “Health Benefits of Dog Walking for People and Pet”,  las personas que sacan a sus perros a caminar suelen cumplir con su requisito diario de ejercicio, incluso si ellos no hacen ningún ejercicio de importancia. ¡Esta por sí sola es una razón muy fuerte para tener y mantener a un perro en casa!

 

Cuidado, aquí está la otra cara de la moneda

Aún cuando una mascota resulte beneficiosa para tu salud, siempre es bueno hacerte estas tres  preguntas antes de llevar una a casa:

  • ¿Te sientes cómodo con una mascota? Si nunca has tenido un perro u otro animalito, asegúrate que esta es una opción que le dará alegría y no tensión a tu vida.
  • ¿Podría convertirse en una carga económica? De acuerdo a la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals, ASPCA), la llegada de un gato o un perro a la casa puede representar una inversión financiera importante durante el primer año de su estancia en la casa (adquisición del animal, vacunas, visitas al veterinario, comida, medicinas, juguetes, etc.).
  • ¿Puedes cuidar bien a tu mascota todo el tiempo? Una mascota, además de compañía y beneficios a tu salud, también requiere de ciertos cuidados. Por ejemplo, si sales  de viaje ¿quién la cuidara?

Compara las ventajas y las desventajas y toma tu decisión. Pero si te decides a traer una mascota a la casa, hazlo con el convencimiento de que será una fuente de alegría y de beneficios para tu salud y la de toda la familia.

garantia-satisfaccion

 

desQbre

Fuente: Vida y Salud – vidaysalud.com

 

desQbre – La carga del cuidador – Tercera Edad

participacion[1]En este momento en nuestra sociedad, y gracias, entre otras cosas, a que la esperanza de vida va aumentando, el número de dependientes está aumentando cada año. Esto, a la vez, implica que aumenta el numero de personas que toman el papel de cuidador.
El papel de cuidador es muy difícil y muy cansado, poco remunerado y agotador, únicamente justificado por el amor que se siente hacia esa persona a la cual decidimos cuidar. Es una realidad que no podemos negar: estar 24h pendiente de alguien sabiendo que la posibilidad de mejora de ese alguien es reducida. Es una realidad fea, que muchos intentan adornar, pero es un rol que cada día aparece más en nuestra sociedad, y en el que muchos cuidadores se olvidan de cuidarse así mismos en el proceso que están viviendo.
Nadie elige ser cuidador, aunque si se puede elegir no serlo, pero a veces los costes emocionales de esa elección son mayores que los de cuidar a un familiar, ya que elegir no ser cuidador es dejar caer sobre tu conciencia la losa de la culpabilidad por haber abandonado, de una forma u otra, a un familiar.
Se puede cuidar de muchas formas a alguien, desde tenerle en casa y cuidarle personalmente las 24h o pedir ayuda a alguien o ocuparse de que alguien se ocupe correctamente de él.
Unos consejos sobre como ser cuidador y no morir en el intento son: 1.- No dejar de cuidarse a uno mismo. Para cuidar hay que estar cuidado, si uno enferma no puede ocuparse de los demás. 2.-Pedir ayuda si se necesita. No pasa nada por pedir ayuda a profesionales o familiares. Esto nos puede quitar cierta carga de encima y bajar nuestro nivel de estrés diario. 3.- Cuidar la propia alimentación y no dejar de hacer ejercicio. Este autocuidado nos ayudará a tener la energía necesaria para afrontarnos al día a día y podemos aprovechar el tiempo para realizar ejercicio como un tiempo para nosotros mismos: pensar, desconectar, reflexionar…pero sobretodo desconectar. 4.- Y nunca, nunca olvidar los derechos del cuidador:

    • A dedicar tiempo a ellos mismos sin tener sentimientos de culpa.
    • A experimentar sentimientos negativos por ver a su familiar enfermo.
    • A solicitar información sobre todo aquello que no comprendan.
    • A buscar soluciones a problemas que se ajustan a sus necesidades y a las de sus familiares.
    • A ser tratados con respeto por aquellos a quienes se les solicita ayuda
    • A equivocarse.
    • A ser reconocidos como miembros valiosos de la familia.
    • A ser reconocidos como miembros valiosos de la sociedad.
    • A aprender y a disfrutar del tiempo para aprender.
    • A expresar sus sentimientos.
    • A poner límites a las demandas excesivas.
    • A cuidar de su futuro.